diciembre 14, 2009

Yo a veces puedo verme

A veces puedo verme.
Tirada sobre la silla, cubierta de ropa pesada, con los brazos extendidos y mirando hacia el piso.
Puedo verme de reojo cuando estoy boca abajo en mi cama. Mis pies no estan derechos, la planta esta hacia arriba.
Admiro esa piel pálida y el pelo obscuro guindando. No sé si respiro, no veo si parpadeo. Pero sé que puedo ver el desastre a mi alrededor, puedo sentir el polvo y casi sentir lo que hay bajo la cama.
Si los pensamientos caen, bajo las camas hay millones. Tal vez hasta estan envueltos en regalos.
La sustancia que mi cuerpo despide deja desordenados mis dedos y la siento por mis brazos.
Ya no hay nada. Las luces se apagaron, pero todavia, la cortina ondea por la brisa; la brisa fría que nos deja diciembre.
Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.

No hay comentarios :

Publicar un comentario